De lentejas y garbanzos está empedrado el camino al cielo… (Duelo de recetas Minestrone de lentejas vs Callos con garbanzos) 

Amo los granos. 

Amo su versatilidad. Su capacidad de adaptarse a cualquier ingrediente y salir airosos.

Amo su valor nutriciónal y esa vocación maravillosa que tienen de multiplicarse, de henchirse, de crecerse  en las dificultades y pasar de ser una bolsita de 1/2 kl a convertirse en una olla para alimentar 10 personas.

Amo el milagro alimenticio que albergan esas pequeñas semillas secas y duras, que al contacto con los besos de un fogón se vuelven tiernas, espléndidas, complacientes y con humildad, alimentan más que que un bistec o una pechuga de pollo, además no amenazan con dañarse sí se rompe la cadena de frío” o contaminarse si la tabla dónde lo picaron no estaba inmaculada y pulcra. Los granos sobreviven a casi todo a excepción de los gorgojos, pero hasta esos inquilinos son controlables con frío o guardándo los granos en frascos de vidrio y colocándole dentro 3 o 4 dientes de ajo enteros y sin pelar.

Les compartiré unos Tips para prepararlos de una forma sencilla e infalible.

Todos saben que los preparo semanal y religiosamente. Son super alimentos.

1- Todos los granos a excepción de las lentejas y las arvejas partidas, deben ponerse en remojo en agua a temperatura ambiente antes de cocinarlos. Jamás los remojen más de 12 horas no sólo porque no los hará más blando sino que empiezan a perder sabor.

Fotografía @lamontelongo ( Ceviche de garbanzos )

2- Siempre deben cocinarse los granos sin Sal hasta que ablanden. Los garbanzos son los únicos que admiten sal sin que atente contra su ternura.
3- Sí sus granos están sedientos y se beben el agua de la cocción JAMÁS agregue agua fría porque los asusta y en venganza quedarán duros. Caliente el agua y agreguela a la misma temperatura en la que ellos están.

4-A la hora de calcular las cantidades recuerden los Superpoderes expansivos de los granos, pueden aumentar hasta tres veces su tamaño en el momento de la cocción.

LAS LENTEJAS 

 Las lentejas son un poderoso reconstituyente, ricas en ácido fólico,  potasio y vitamina B que propician el buen humor.  Son una excelente fuente de proteínas vegetales y resultan perfectas para una comida post -entrenamiento. Sólo tienen bondades y prodigios. Incluyanlas en su dieta diaria, son combinables con toda clase de carbohidratos: pasta, arroz, papas y con cualquier proteína animal, desde los chorizos hasta los camarones. Las lentejas son idénticas a las mujeres pueden pasar de ser un plato familiar y económico a un manjar gourmet, basta colocarle los accesorios necesarios. Pónganse creativos. Alimentense con conciencia. Hay lentejas negras, rojas, verdes, amarillas y todas son magníficas en sabores y nutrientes.

Fotografía @lamontelongo (minestrone de lentejas)

RECETA DE MINESTRONE DE LENTEJAS CON CHORIZO

Ingredientes 

1/4 Kl de lentejas

100 gramos de pasta corta, bonita y pequeña.

1 cebolla blanca fresca y crujiente

1/2 pimentón rojo terso y brillante 

1 zanahoria muy anaranjada y dulce. (Las bebé son perfectas)

3 dientes de ajo que sonrían con honestidad 

Perejil fresco

1 chorizo ahumado de buena calidad.

2 cucharadas de pasta de tomate

1 litro de consomé de Lagarto con hueso, preparado con carne, ajoporro, Cebollin,  celery, albahaca, pimienta, sal orégano, peperoncino y cebolla.

Aceite de oliva para el sofrito.
Las lentejas tienen buen carácter, no es necesario remojarlas para ablandarles el corazón. Ellas son nobles y sí les das calorcito, pronto se enternecen. Las cocinamos en agua sin sal hasta que ablanden. En ese punto agregamos el consomé de carne que hemos preparado convocando junto a la carne sabores italianos, albahaca, celery y orégano, cocinando y posteriormente colando.

Torturamos sobre un fogón tenaz a nuestra fiel olla de paredes gruesas, cubrimos su fondo con aceite y sofreímos,  cebollas, pimentón, ajo y chorizo picados en letras minúsculas y con caligrafía uniforme para que se doren a un mismo tiempo y conserven gracia y belleza. La máxima de que el Amor entra por los ojos,  no es cuento. Es un dogma de de Fe tan incuestionable como la virginidad de la Inmaculada Concepción. Salpimentamos. Unimos lentejas y sofrito hasta que se confundan en uno sólo. Coloreamos con la pasta de tomate. Invitamos la zanahoria. Dejamos cocinar cinco minutos. Ahora, muy muy importante, debe haber suficiente líquido antes de incorporar la pasta, porque ella es un carbohidrato sediento y tragón, beberá y beberá hasta aumentar su volumen y sí no hay suficiente caldo dejará a las lentejas muertas de sed. Si no es suficiente. Agregamos más consomé o agua. Esperamos que hierva, y ahogamos la pasta corta. Cocinamos 5 minutos, tapamos y apagamos. Agregamos el perejil picadisimo. La pasta terminará de cocinarse en el calor de su alma y no quedará babosa, chiclua y horrenda sino digna, entera y al dente. Servimos con una lluvia de pecorino finita pero constante.

Fotografía @lamontelongo (lentejas Beluga con camarones)

LOS GARBANZOS 

El poder de los garbanzos radica en la gran cantidad de proteínas vegetales que oculta su corazón.  Una proteína nutritiva y económica considerando que de 1/2 kilo podrían salir 8 raciones generosas en contraposición a la imposibilidad de alimentar 8 comensales hambrientos con la misma cantidad de pollo o carne. 

Tienen además otra cosa a su favor y es su vocación saciante,  son magníficos en el arte de hacernos sentir “llenitos y satisfecho”, esto se debe a que son ricos en fibra que relentiza la absorción de los alimentos. 

Esa frase que acostumbramos escuchar , “es que los garbanzos son pesados”, es una consecuencia directa del alto contenido de fibra; nos hace sentir llenos por más tiempo, evita que piquemos entre comidas, baja los niveles de ansiedad y es un gran aliado en las dietas para perder peso. La fibra tiene además otras virtudes, sí es insoluble previene el estreñimiento, el síndrome del colón irritable y sí es fibra soluble pues regula el colesterol, fortalece las arterias y es un cardioprotector natural, la excelente noticia es que los garbanzos detentan ambos tipos de fibra. Pero allí no paran sus ventajas, son altos en hierro lo que mantiene nuestro rendimiento mental y contienen gran cantidad de fitoquimicos que ayudan a la células sanas del cuerpo a avistar las células cancerosas y neutralizarlas. Y sí les parece que no son suficientes razones para incluir los garbanzos en su dieta diaria, pues les regalo éstos Garbanzos con Panza que certifican que los alimentos son como las mujeres, no hay alimentos feos sino mal arreglados.

RECETA DE CALLOS CON GARBANZOS.


Ingredientes:

1 1/2 de Panza limpia

500 gramos de garbanzos 

2 chorizos ahumados grandes

1 cebolla blanca grande y fresca

1 pimentón rojo muy rojo, fresco, brillante sin magulladuras 

6 dientes de ajo grandes y sanos convertidos en puré.

6 hojitas de Laurel 

1 cucharadita de Pimentón español de la Vera.

Aceite de oliva extravirgen 

1/4 de taza de puré de tomate

Sal y pimienta negra recién molida al gusto.

Picante de su elección, tabasco, guindilla seca, pimienta canaria seca, peperoncino, tabasco. ¿Cómo lo hacemos?

Lo más importante de cualquier plato en el que trabejemos con Panza es limpiarla muy muy bien. Es fea, huele feo y se siente fea al tacto pero justo por eso, convertirla en un plato suntuoso y maravilloso es un reto digno de un Alquimista.

La lavamos bien, retiramos la grasa sobrante, los pellejos, las partes negras o grisáceas; cepillamos con cepillito que no usemos o la estrujamos contra si misma como si se tratara de la camisa percudida del.hijo que juega fútbol en las propagandas de jabón.  La ahogamos en agua con vinagre o jugo de limón y la dejamos meditar sobre su implacable aroma un rato.

Troceamos en cuadros. Cocinamos en olla de presión con sal y 3 hojas de laurel. No puedo decirles cuánto tiempo. Eso es como decir “todos los hombres montan cachos a los 40”, no unos se ablandan primero y otros llegando a los 50. La Panza es igual. Cada trozo tiene su propio tiempo. Cocinenla 30 minutos. Destape.  Testeen. Cocinen 10 minutos más. Si se les pasa de cocción será una baba desagradable sí no se cocina lo suficientemente, será un pedazo de goma inmasticable. Haganle seguimiento. Enamorese de su plato. De lo mejor de si.

Cuando éste en el punto correcto. Apague y retire del fuego.

Paralelo a éste paso ya hemos montado al fogón nuestros garbanzos pernoctados en agua clara. Cocinamos con hojas de laurel y 3 dientes de ajo. Sin sal. Si los Remojamos con 25 minutos en olla de presión debe set suficiente tratamiento de belleza, pero no los pierdan de vista, y denles lo que le pidan. Los ingredientes hablan, ellos piden, conversan, dan sus directrices. 

En una olla de paredes gruesas sofreímos en aceite de oliva los vegetales picados en cubos, el ajo hecho puré y el chorizo troceado o su pulpa, según el tipo que vayamos a utilizar, la morcila en ruedas, piquela congelada y la sellada por ambos lados para que no se le desbarate y le ponga los callos negros. (Es opcional si cree que es difícil  de manejar no se aventure a invitarla a la fiesta) cuando empiece a marchitarse la cebolla, incorporamos el pimentón español de la Vera,  el picante que elegimos, una puntica de comino,  el puré de tomates y dos cucharones del caldo de los Callos. Sal y pimienta negra al gusto. Removemos. En una olla grande “matrimoniamos” los callos en su caldo, garbanzos ( sin el agua) y el sofrito y dejamos que se hablen un ratico a fuego lento para que se fundan sus sabores…15 o 20 minutos permitimos que hierva y apagamos inmediatamente para evitar que se deshagan los garbanzos o la panza pierda su dignidad y su entereza… denle una oportunidad a la Panza, no es hermosa pero besa bien. 

Fotografías @lamontelongo (Callos con garbanzos)

#garbanzos #panza #comidaespañola #recetasdecocina #foodporn #foodie #foodpic ##foodphotography #PlatosDeCuchara

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Angelica dice:

    Hola Carmen! Encontré tu cuenta de IG y me vine derechito a tu blog. No sólo me gustan todas las delicias que compartes, sino la manera en que transportas a través de la escritura. Yo que no tengo ese don y soy tan parca, me quedo maravillada; es un gusto leerte.
    Un abrazo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s