Un Sistema Solar para volver a la infancia… Albóndigas de carne.

RECETA BÁSICA DE ALBÓNDIGAS: 

(PASO 1)
Convocamos en un mismo cuenco y con idénticos derechos maritales, 1/2 kilo de carne de res y 1/2 de cochino, molidas; 1/4 de taza de pan tostado procesado con ajo y perejil al gusto; pimienta negra recién molida, sal, pimentón español; dos huevos frescos a temperatura ambiente. 

Amasamos y dejamos reposar en la nevera un par de horas, cubierto con envoplast. 

Es importante dejarlo reposar un rato para que los sabores se fundan y confundan. 

Foto @lamontelongo

Es una preparación sencilla que irremediablemente nos devuelve a la infancia. 

A los niños les encanta y a los adultos nos pone dichosos. 

No es un plato que uno se come en un restaurante porque desde siempre oímos que son las “sobras procesadas” del día anterior. 

Así que dejen la flojera y preparen sus albóndigas sanitas, limpias y hechas por ustedes mismos. Es fácil y garantiza Felicidad instantánea. Preparadas con higiene y manipuladas con limpieza pueden conservarse “intactas” 4 o 5 días en la nevera y agilizar almuerzos y cenas.

(PASO 2 )
Dandole forma a un sueño… Con las manos limpias y humedas hacemos esferas perfectas cuidando que sean todas del mismo tamaño para que no sólo se vean bellas y uniformadas sino para que todas y cada una se cocinen al mismo tiempo.  

Las doramos a fuego medio-alto para sellarlas y que se mantengan suaves y jugosas por dentro, que  al morderlas no se sientan  duras, resecas o como bolas de aserrín, sino tiernas, jugosas y llenas de sabor. 

 Foto @lamontelongo 

Sellamos y retiramos del fuego cuando aún tienen el corazón rojo, buscamos que la cocción concluya en la salsa y así evitar que nuestras albóndigas nos queden como piedras secas y poco amables, queremos albóndigas sexys, apetitosas y que nos guiñen el ojo desde el plato, que nos susurren “comeme” para eso debemos recordar SIEMPRE que  recocinar algo, es tan malo como dejarlo crudo o a medias.  Todo tiene su tiempo.  Paciencia y dedicación para que nos quede en su punto correcto. 

 (PASO 3)

La salsa napolitana 
1 1/2 kl de tomates pelados

1/4 litro del líquido en el que hervimos los tomates para pelarlos o del jugo que los conserva en la lata sí vamos a usarlos en conserva.

1 cebolla blanca, grande y crujiente.

5 dientes de ajo que se rían bonito

4 cucharadas de aceite de oliva extravirgen o cualquier aceite vegetal, maíz,  soya o canola. 

1/2 cucharada de orégano seco

Albahaca fresca descarada y petulante.

2 cucharadas de azúcar 

3 cucharadas de pasta de tomate.

Sal y pimienta negra recién molida 

En una olla salteamos la cebolla y el ajo troceado. Convocamos los tomates pelados y su líquido; la pasta de tomates, el orégano, albahaca, sal y pimienta negra recién molida. Bajamos el fuego y cocinamos a fuego lento, en olla tapada para que se ensimismen los sabores y se cocinen los ingredientes en su propio vapor íntimo y perfumado. Revuelven constantemente. Cocinamos por espacio de 45 minutos y agregamos el azúcar, ella será la encargada de neutralizar cualquier rastro de acidez de la salsa. Seguimos paleteando y cocinamos media hora más, revolvemos de vez en cuando y de cuando en vez hasta que logre espesar tanto como nos guste. Si tenemos pasapure procesamos la salsa, si no tenemos, utilizamos un colador y ayudándonos con una cuchara sopera trituramos los sólidos contra la pared del colador para recuperar la mayor cantidad de salsa y desechar las semillas y los restos de vegetales. 

Regresamos la salsa limpia a la olla y agregamos las albóndigas. Sí la vemos muy seca, hidratamos con agua o consomé de carne. Tapamos y a fuego muy, muy lento, cocinamos 20 minutos más para darle espacio y tiempo a las albóndigas que previamente hemos “sellado” pero que conservan su corazón casi crudo, de terminar de cocinarse en la salsa. 

Sí seguimos éstos pasos tendremos unas albóndigas suaves y jugosas que al morderlas nos llenaran la boca de besos de amor.

Foto @lamontelongo 

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Rosel dice:

    Carmencita que ricas!! sabes? últimamente las estoy preparando así, agregando muchas verduritas a la carne y con eso formo las albóndigas, también quedan muy buenas.
    Un abrazo!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s